Redacción. Xalapa. Veracruz. Hoy te contamos de Max es un bello firulais, hace dos años fue abandonado por su dueño quien era un hombre que lo utilizaba en un “criadero clandestino”, y lo desechó cuando se enfermo.

Joselyn Martinez fue quien adopto a este Husky  quien lamentablemente se encuentra enfermo pues tiene varias deformaciones en su cuerpo y necesita quimioterapias 😓.

Por esto comenzó cupcakes y lo que se le ocurre para recolectar dinero para los tratamientos que necesita. ¡Checa!👇

“Va a ocupar quimioterapias para desbaratarle todas las bolas, pero lo que el doctor no me ha dicho es qué tipo de quimios porque lo que me dijo es que la neoplasia son células malignas que salen en el cuerpo y hacen tumor o se hacen masas”

Max sufre de cáncer  y necesita tu ayuda así que si andas por La Plaza Zaragoza, en Hermosillo, échate un cupcake.😉

Pray por que se ponga sano y salvo.✨🐶